miércoles, 15 de abril de 2009

Las estaciones aragonesas han recibido 1.800.000 esquiadores en la temporada 2008-2009


 
Son las mejores cifras de los últimos 25 años y demuestran que el sector de la nieve se ha comportado bien a pesar de la crisis. Los siete centros de la comunidad emplean a 1.700 personas de forma directa y generan 15.000 empleos indirectos, con una cifra de negocio inducido anual de 150 millones de euros
 
Fotografia relacionada con la nota de prensa

Las siete estaciones de esquí alpino de la Comunidad Autónoma han recibido en la temporada 2008-2009 que ahora termina 1.800.000 esquiadores, las mejores cifras de los últimos 25 años. Estos datos han sido dados a conocer esta mañana por el vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, en una comparecencia ante los medios de comunicación en la que ha estado acompañado por el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón y vicepresidente de Aramón, Arturo Aliaga, por el director general de Aramón, Javier Andrés, por el director general de la estación de Astún, Jesús Santacruz y por el representante de Candanchú Fernando Valero. 

Ante estas cifras positivas, el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo autónomo ha destacado la importancia de potenciar el sector turístico como uno de los puntales, junto a la logística, las energías renovables y la agroalimentación, para afrontar la situación de crisis económica. El sector del turismo en Aragón tiene todavía mucho recorrido, ofrece muchas posibilidades por su propia ubicación, por la naturaleza, por el medio en que se mueve, por lo cerca que tenemos la población, por la mejora de las comunicaciones, etc''.

El consejero Aliaga ha asegurado que estamos ante una temporada histórica, la mejor temporada en cuanto a afluencia de esquiadores entre todas las estaciones en conjunto, porque vamos a superar la cifra de 1.800.00o esquiadores, el récord en los últimos 25 años .

Los centros invernales aragoneses (Formigal, Panticosa, Cerler, Javalambre, Valdelinares, Astún y Candanchú) han ofrecido a los aficionados a los deportes de nieve una de las temporadas más largas de los últimos años, que comenzaba el 15 de noviembre de 2008 cuando abrían sus puertas Formigal y Astún y concluirá el próximo domingo 19 de abril, salvo en Candanchú que prolonga su apertura una semana más.

Las abundantes precipitaciones de nieve y la buena climatología registrada en los momentos de mayor afluencia, excepción hecha de la reciente Semana Santa, explican en parte los buenos datos de estos meses, en los que ha habido muy pocos días de cierre y se han superado los 100 días consecutivos con todas las estaciones abiertas.

Las constantes inversiones de modernización y ampliación realizadas en las estaciones aragonesas -13 millones de euros en la presente temporada y 180 millones de euros en los últimos 10 años- han sido determinantes a la hora de atraer esquiadores a nuestras pistas y mantener e incrementar la actividad en un momento de crisis económica generalizada como el actual. En todo el país las inversiones para esta temporada han sido de 50 millones de euros  y las de los últimos 10 años ascienden a 655 millones de euros.

También lo han sido las acciones promocionales desarrolladas tanto por las propias estaciones como por la sociedad Nieve de Aragón dependiente del Departamento de Industria, que ha invertido esta temporada 2008-2009 casi un millón de euros para dar a conocer la oferta blanca aragonesa bajo el lema Esquía en Aragón, visitando las principales ferias del sector dentro y fuera de nuestras fronteras. A esta cantidad hay que añadir tres millones de euros más correspondientes a diversas acciones promocionales financiadas por el Gobierno de Aragón y los convenios suscritos con la compañía aérea Pyrenair, que ha traído a 11.000 pasajeros al Alto Aragón esta temporada.

El consejero de Industria, Comercio y Turismo ha subrayado además el gran nivel de calidad que ofrecen las estaciones de esquí aragonesas. De alas 29 estaciones de esquí alpino que hay en España solo 12 cuentan con el distintivo de la Q de calidad, y las 7 estaciones de esquí aragonesas tienen esa Q .


Las estaciones aragonesas generan 1.700 empleos directos

Las estaciones de esquí de la Comunidad emplean a 1.700 personas de forma directa, pudiéndose estimar en más de 15.000 los empleos indirectos que generar a su alrededor. En estos momentos cuentan con 5.772 plazas hoteleras a pie de estación y con 38.483 en un área de influencia de 35 kilómetros, así como con 330 kilómetros esquiables de los 1.042 que hay en toda España.


Una cifra de negocio de 150 millones de euros

La riqueza que generan las estaciones de esquí de Aragón en su entorno ronda los 150 millones de euros al año. El 20% de esta cantidad corresponde a la venta de abonos y el resto al negocio promovido en alojamientos, restauración, comercio, gasolineras y todo tipo de servicios complementarios.

La actividad de las estaciones es esencial para el mantenimiento de la ocupación en los establecimientos turísticos de los valles que las acogen. En algunos de ellos se ha registrado durante los últimos meses una ocupación media del 75%, imposible de alcanzar sin la presencia de los centros invernales.